21 de septiembre de 2013

Sacar cuentas alegres nunca ha sido una buena idea, ni en 1824 ni ahora.

Investigando temas del pasado por ahí (dejo como ejercicio para el lector descubrir acerca de qué tema exactamente), di con una copia en línea del Almanak Nacional para el Estado de Chile en el año bisiesto de 1824 (editado en 1823 por Juan Egaña, el mismo que escribió la constitución "moralista"), que lista información pertinente para el año de esa entonces joven república.

La última sección de este almanaque entrega información sobre la división territorial del país, y al final indica lo siguiente:

En el presente año, la República un [sic] 4.º y importante Departamento á su territorio : Chiloe.

Como sabemos, la invasión de Freire a Chiloé en 1824 fue un fracaso (otro gallo cantaría en 1826). Esto es lo que pasa por sacar cuentas alegres: 200 años después, alguien festina con tus predicciones erradas.

¡En la puerta del horno se quema el pan!